Cómo preparar un buen chuletón a la brasa

Cómo preparar un buen chuletón a la brasa

Si quieres disfrutar de una buena carne a la brasa en Barcelona y tener el placer de poder saborear cada bocado de ella, debes saber que un chuletón a la brasa es una de las experiencias más inolvidables de la vida a nivel gastronómico.

Preparación del chuletón

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el chuletón se debe encontrar a temperatura ambiente antes de cocinarlo. El grosor de cada uno de ellos debe ser de unos 4 o 5 centímetros para garantizar que la cocción sea uniforme. Lo mejor es que el corte lo realice un carnicero. En caso de hacerlo tú mismo, deberás hacerlo de manera perpendicular para conseguir un grosor lo más similar posible entre cada una de las chuletas.

Las partes oxidadas o secas deben eliminarse, pero la grasa externa no se debe tocar jamás. Es necesario encender la brasa unos 40 minutos antes de poner el chuletón en el fuego para conseguir un calor estable. Primero hay que cocinar una de las caras durante un minuto por cada uno de los centímetros de grosor. Nunca se debe acelerar este proceso para conseguir el resultado deseado. Una vez se haya sellado la carne, debe darse la vuelta y agregar un poco de sal gorda por encima.

Cuando ya esté listo y con anterioridad a presentarlo en la mesa, hay que separar la carne de su hueso y cortar tiras del grosor que se prefiera y siempre conservando la grasa. Ahora es el momento de reconstruir el chuletón tal y como era antes de separarlo del hueso. Acompañado de unas verduras o unas patatas, resulta un plato exquisito.