Razones para comer lubina e introducirla en tu dieta

Razones para comer lubina e introducirla en tu dieta

Siempre es una buena opción acudir a un buen restaurante en Barcelona para poder disfrutar de una buena lubina, un pescado blanco que alberga en su interior una gran cantidad de propiedades beneficiosas y esenciales para el organismo.

¿Por qué comer lubina?

En un buen restaurante en Barcelona encontrarás en la carta lubina, un pescado que forma parte del grupo de pescados blancos, que contiene entre un 3 y un 5% de contenido graso. En este caso en particular apenas tiene 1,3 gramos por cada 100 gramos. En torno a un 20% del pescado es proteína de alta calidad.

Estas proteínas cuentan con aminoácidos esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, el cual no es capaz de generarlos por él mismo. Además, es un alimento de fácil digestión.

Por otro lado, cabe destacar que tiene importantes cantidades de minerales totalmente indispensables para el funcionamiento de nuestro cuerpo, como son el fósforo, el potasio y el hierro, pero también incorpora vitaminas del grupo B, concretamente tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina (B3) y cianocobalamina (B12).

A todas estas propiedades que podemos encontrar en la lubina, hay que sumar el aporte que hace al cuerpo de ácidos grasos omega 3. Este es también esencial para un adecuado funcionamiento y desarrollo del cuerpo, teniendo grandes virtudes como es el hecho de hacer que se reduzca el colesterol “malo” y que aumente el “bueno”; la protección que ofrece frente a las enfermedades cardiovasculares; el aporte que hace a la salud ocular; y sus beneficios para mejorar la capacidad intelectual.